El futuro de la comunicación…

Viktor-Hertz-09-e1429501761167Hace algunos días apareció esta entrevista en El Mundo que le habían hecho al creador de los emojis como los entendemos actualmente, Shigetaka Kurita. Por si alguien no lo sabía, los emojis son los dibujitos de aquello que queremos decir y nos ahorramos escribirlo (pictogramas en su nombre técnico, pero sospecho que entran más en el campo de la semiología, especialmente cuando uno intenta comunicarse con una cultura diferente a la suya. Alguno que me pueda corregir?).

Shigetaka habla acerca del origen de los emojis. Éstos surgieron, explica, en la Olimpiada de Tokio 1964 como una forma de informar a los turistas que no hablaban japonés. También habla acerca de cómo los emojis están tomando el lugar de las palabras para expresar diferentes emociones  y estados y menciona como habían “escrito” el título de una película (Deadpool) con emojis.

Obviamente, el uso de los emojis como herramienta de comunicación no es nueva. Nuestro propio alfabeto latino evolucionó de pictogramas. Y existen otros tipos de comunicación impresa que no se lee con sonidos, como el makatón y una amiga que estaba aprendiendo lenguaje de signos en España me enseñó que se podía escribir con símbolos lo que se señalaba. Todos nos acordamos de las láminas de las pinturas rupestres que estudiamos cuando  íbamos al colegio y un poco más elaboradas nos acordamos de los jeroglíficos egipcios. Básicamente la misma idea. Comunicar algo. Quizás, y esto lo digo un poco a bote pronto, la diferencia principal entre esos emojis y los emojis que se están usando ahora, reside en lo que se quiere comunicar. Mientras los primeros y segundos comunicaban hechos históricos pertinentes a ese contexto histórico, es decir, el mamut que cazó la tribu, de cómo los cocodrilos se comieron a los hijos de Israel, etc…, estos últimos nuestros comunican primordialmente nuestras emociones. También, debido a su propia naturaleza desechable y gratuita, su uso está más ligado al ahora y no se piensa en la posteridad, como sospecho que era los que querían hacer los escribas de antaño. No quiero decir que todo lo que se hacía antes tenía como objetivo ser preservado para la posteridad, pero sí me refiero a que el costo de producir algo hace que esto se atesore más o menos. Un ejemplo, las fotografías. Antes, la gente se arreglaba para hacerse fotos y las típicas fotos de familia que se tomaban en cumpleaños y Navidades. Ahora, con cámaras en nuestros teléfonos, le hacemos fotos a lo que comemos, nos hacemos autorretratos (selfies) en el baño y a nuestra nueva manicura.

Más que evolución parece una involución. El volver a los dibujos, digo. Es verdad que un sistema de comunicación en sí mismo no es más por la complejidad de su sistema sino por la eficacia a la hora de comunicar y eso en sí es parcialmente subjetivo. Por ejemplo, el código morse sólo te va a servir si lo manejas tú y la persona con la que te quieras comunicar. Si no, te es inútil. Lo mismo pasa con todos los códigos que se usan para la comunicación. Por eso, para ciertas personas que no estén acostumbradas a usar ni a recibir emoticonos, el uso de emojis les resultará, pienso, una práctica que roce el infantilismo y la vaguería. Habiendo dicho esto, a mi hijo le encanto el nombre de Deadpool en emojis…deadpool-emoji-billboard-pic

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s