Pongamos que hablo de Madrid

Pongamos que hablo de Madrid

Después de un verano caluroso de verdad, y después de haber pasado un mes en España, volvimos a la realidad que es Londres con el tiempo justo para comprar útiles escolares y uniformes y zapatos para los niños.
El viaje de vuelta nos trajo por Zaragoza (increíble ciudad) Pirineos, Pau (donde hicimos noche en un hotel maravilloso), París (donde hicimos noche en un hotel a donde volveré con Christina) y mucho tráfico (en Francia). Sin duda para repetirlo en cuanto haya otra oportunidad.

Pero el regresar, obviamente, implica el concentrarse de nuevo en los proyectos que se avecinan. Por lo pronto, esta semana comienzo uno que me llevará 20 horas por semana y que si todo va bien, permitirá que Christina pueda cortar sus horas de trabajo y pasar más tiempo con los niños y ya a su vez enfocarme para encontrar nuevos proyectos. En un principio, en las próximas dos semanas hablaré de dos más que harán que trabaje a tiempo completo, además del voluntariado con el Gospel foundation, que si las cosas siguen tendré que ir reduciendo a una traducción por mes. A ver que pasa.
También, me quedan las cosas de la administración. La declaración de la renta como autónomo es una de las que me vienen a la cabeza a botepronto, pero la contabilidad es algo que voy a tener que controlar bien para que no se convierta en un verdadero dolor de cabeza.

A por lo que queda del 2013!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s